Metalmecánica

Metalmecánica

Hemos desarrollado una línea especializada para el sector metalmecánica en cumplimiento con las normativas de calidad nacionales e internacionales, garantizando la calidad, seguridad y la optimización de los procesos, con gases y mezclas de alta pureza, equipos para soldar y cortar, protección personal y servicios personalizados.

Conoce las soluciones que tenemos para el sector metalmecánica.

Los tratamientos de desgasificación forman parte de la aceración secundaria, teniendo como finalidad el remover gases e inclusiones perjudiciales contenidas en el metal fundido.
Están orientados principalmente a la minimización del contenido de hidrógeno, al control de nitrógeno en el baño líquido, así como a la eliminación de inclusiones metálicas y no metálicas.
Los métodos comunes de tratamiento suelen utilizar vacío como medio de evacuación de gases, pero sólo remueven el gas contenido en la superficie del metal fundido; siendo procesos muy tardados y con una considerable heterogeneidad térmica y química. Por tal motivo, se han implementado técnicas de vacío auxiliadas con el burbujeo controlado de gas inerte, principalmente argón (Ar).

Descargar ficha técnica

Las estrictas regulaciones en los niveles de contaminación, así como incrementos en las demandas de calidad han obligado a investigar nuevos métodos de desgasificación.
Los desgasificantes tradicionales (cloro, hexacloroetano y diclorodifluorometano (Freón 12)), tienden a ser sustituidos debido a su alta emisión de contaminantes, impulsando el desarrollo de nuevos métodos de desgasificación, tales como el uso de gases inertes que tienen una influencia directa en el aumento de calidad del producto y una completa eliminación de los gases contaminantes.

Descargar ficha técnica

El cubilote es el tipo de horno más popular que actualmente se encuentra en las fundiciones.
Un diseño sencillo, producción intermitente, bajos costos de inversión y operación son algunas de sus ventajas.
En las últimas décadas el enriquecimiento del aire con oxígeno (O2) en los hornos de cubilote, representa uno de los medios más comunes de ahorro en materia prima (combustible) y aumento en la producción.
Anteriormente, el uso del oxígeno (O2) en hornos de cubilote no estaba muy difundido, debido a su alto costo, actualmente el avance en las técnicas de separación de los gases atmosféricos, así como el aumento en el costo de coque, arrabio, chatarra y las ferroaleaciones, han permitido que el enriquecimiento con oxígeno (O2) sea económicamente factible.
El mecanismo físico del enriquecimiento bajo este esquema, es sencillo, se inyecta una cantidad medida de oxígeno (O2) de alta pureza en el aire de soplo del cubilote. Por cada por ciento de enriquecimiento con oxígeno (O2) en la inyección, se eleva la temperatura adiabática de flama en la cama de coque hasta en 65°F.

Descargar ficha técnica

Mediante el uso de oxígeno líquido (O2), hemos desarrollado y optimizado los procesos de control para reacciones químicas durante la producción de ácido tereftálico puro.
Proporcionamos el soporte técnico para el diseño, construcción, medición y uso de gases en las operaciones que involucran al proceso de enriquecimiento de oxígeno en la reacción, mejorando la cinética y el rendimiento por reactor.
Al incrementar el oxígeno disponible, mejoramos también la eficiencia en los procesos químicos y de la industria petrolera.

Descargar ficha técnica

Una gran variedad de barras o perfiles metálicos requieren del uso del nitrógeno (N2) o argón (Ar) para su extrusión en los diferentes materiales disponibles como son:

  • Bronces
  • Latones
  • Aceros
  • Aluminio, etc.

El enfriamiento de dados de extrusión para barras y perfiles utilizando nitrógeno o argón ha dado como resultado incrementos en la producción y mejoras en la calidad del producto.

Descargar ficha técnica

El proceso de galvanizado consiste en recubrir un metal (aleación de hierro) con otro (zinc), con el objetivo de evitar la oxidación cuando está expuesto al medio ambiente.
Antes del galvanizado, el acero es sometido a un tratamiento térmico de recocido, donde se recuperan las propiedades mecánicas del acero, el cual fue deformado para obtener el espesor deseado.
Posteriormente, el acero se sumerge en un baño metálico de zinc a una temperatura de 450°C.
Al entrar en contacto el acero con el zinc fundido, se forma una capa superficial la cual presenta una mayor dureza.

Descargar ficha técnica

Tenemos el gas ideal para tus procesos y aplicaciones, desde un cilindro hasta una planta en sitio. Nosotros te asesoramos, contamos con un equipo de especialistas y más de 200 sucursales.

Conoce toda nuestra gama

El problema más común que enfrenta la industria minera es el desgaste y deformación de piezas metálicas en sus equipos, impidiendo que estos trabajen de forma adecuada.
Es por esto que se requiere realizar trabajos de mantenimiento preventivo y correctivo a las partes del equipo que están más expuestos a extrema compresión, fricción, impacto y abrasión.
Antes de utilizarse, las piezas pueden ser recubiertas para mantenerlas en condiciones ideales de servicio por más tiempo.
Las piezas que presentan desgaste pueden ser recuperadas llevándolas nuevamente a su geometría original mediante soldadura de mantenimiento,
para posteriormente ser recubiertas, dándoles cualidades anti desgaste.

Descargar ficha técnica

Oxy-Fuel Spacious Combustion (OSC) Burner™ es el más reciente resultado del desarrollo de nuestra tecnología aplicada al precalentamiento de ollas de vaciado en cualquier tipo de fundición.
Con esta tecnología “OSC”, la gran reducción de gases de combustión y el máximo aprovechamiento de calor, se ven altamente favorecidos por la mejora en la transferencia de energía por convección y radiación dominante, ya que este novedoso quemador se coloca en el eje central de la olla, posicionado en la tapa de la misma, para generar una mayor eficiencia en tiempo y costo y homogeneidad en el proceso de calentamiento.

Descargar ficha técnica

Una atmósfera sintética es utilizada con el fin de proteger los metales que son sometidos a tratamientos térmicos y evitar reacciones no deseadas, tales como oxidación y decarburación uperficial (a alta temperatura).
El recocido es un proceso de calentamiento, permanencia y enfriamiento controlado de metales, para suavizar el material, relevar esfuerzos, y/o modificar propiedades mecánicas y eléctricas.
El recocido comúnmente se lleva a cabo en aceros, cobre, aluminio, níquel, latón, etc., y se realiza en hornos de campana, hornos continuos o en hornos al vacío.
Cuando se desea disminuir el índice de rechazo, incrementar la seguridad en la operación, eliminar los costos de mantenimiento del generador y se desea un producto con una calidad uniforme, es recomendable utilizar una atmósfera sintética en el proceso de recocido.

Descargar ficha técnica

Con las atmósferas nitrógeno - hidrógeno o nitrógeno - hidrógeno - agua, es posible recocer aceros de extra bajo carbono (ELC) o ultra bajo carbono (ULC) obteniendo aceros con mejores propiedades eléctricas.
El hidrógeno por ser un excelente agente reductor protege al acero de la oxidación a alta temperatura, mientras que la relación adecuada del potencial de hidrógeno promueve la descarburación.
El objetivo del recocido de descarburación consiste en la eliminación de los esfuerzos residuales generados durante las etapas previas de conformado mecánico, laminación, doblado, corte, etc., así como el incremento en el tamaño de grano (entre 2 y 3 ASTM) y la reducción en el contenido de carbono del
acero durante el tratamiento.

Descargar ficha técnica

El sinterizado se puede definir como el proceso de manufactura para obtener una pieza metálica con propiedades mecánicas definidas a partir de polvos metálicos. Las principales operaciones de procesamiento en la metalurgia de polvos son: la obtención de los polvos, la compactación de los mismos y la sinterización de la pieza.
La sinterización es una operación en la cual se somete la pieza compactada a altas temperaturas en una atmósfera inerte con el fin de protegerla de la oxidación y producir una unión íntima entre los polvos.
El calentamiento durante esta etapa debe ser menor a la temperatura de fusión más alta de los componentes mezclados.
Los materiales comúnmente sinterizados son:

  • Aleaciones de hierro
  • Cobre
  • Aluminio
  • Metales refractarios (molibdeno y tungsteno)
  • Materiales porosos
  • Materiales compósitos, etc.

Descargar ficha técnica

Somos fabricantes de la más amplia gama de productos para soldar y cortar utilizados en trabajos de mantenimiento, reparación y fabricación de equipos.

Conoce toda nuestra gama

Aprovechando las bajas temperaturas de los líquidos criogénicos, ha sido desarrollada una aplicación poco conocida pero ampliamente utilizada en componentes fabricados con aceros que tienen una “temperatura de fin de transformación martensítica” por debajo de 263 K.
El propósito de la aplicación es lograr una pieza con propiedades metalúrgicas lo más homogéneo posible o dicho de otra forma, eliminar puntos blandos como consecuencia de una transformación incompleta.
Las piezas son enfriadas a una temperatura predeterminada y específica para el tipo de acero y, en casos particulares, con una velocidad controlada a fin de evitar agrietamientos por la contracción que sufre el acero.
Las principales propiedades que se obtienen con este tipo de tratamiento van desde incrementar la resistencia, mejorar la estabilidad microestructural y mejorar la resistencia al desgaste, hasta facilitar el relevado de esfuerzos.

Descargar ficha técnica

Una gran variedad de productos metálicos tales como tubos, alambres y cintas de acero, tornillos, bujes, piezas automotrices de acero de diferente geometría, requieren de un tratamiento térmico previo a su uso.
La implementación de atmósferas protectoras en hornos de tratamiento térmico ha dado como resultado incrementos en la producción, pero sobre todo, mejoras en la calidad del producto.
En el temple neutro o endurecido neutro, se emplea una atmósfera de nitrógeno y pequeñas cantidades de un hidrocarburo que puede ser el gas L.P. o gas natural.

Descargar ficha técnica

Una gran variedad de productos metálicos requieren de un tratamiento térmico previo a su uso. Estos productos pueden ser: tubos, alambres y tiras de acero, tornillos, bujes, piezas automotrices de acero de diferente geometría.
La principal razón de someter a las piezas a este tratamiento, es incrementar su dureza superficial.
La cementación o carburizado, es uno de los métodos más antiguos para producir un endurecimiento superficial de las piezas de acero.
La implementación de atmósferas protectoras con nitrógeno (N2) - metanol en hornos de tratamiento térmico da como resultado incrementos en la producción y mejoras en la calidad del producto.

Descargar ficha técnica

El tratamiento térmico de temple tiene como objetivo lograr la máxima transformación martensítica para incrementar la dureza del acero.
El grado de transformación está directamente relacionado con la composición química del acero y la velocidad de enfriamiento, desde la fase austenítica hasta la temperatura ambiente; esto último es controlado por la
severidad del medio de temple.
El objetivo del temple con gases consiste en lograr la máxima transformación martensítica, obtener piezas brillantes después del tratamiento térmico, así como una distribución uniforme de la dureza en las piezas,  educir al máximo la distorsión de las piezas y lograr un proceso limpio y de mínimo impacto ecológico.
Entre los medios de temple más comunes tenemos la salmuera, el agua, algunos aceites, polímeros y el mismo aire.
Como una alternativa se ha desarrollado en hornos para tratamiento térmico al vacío, el uso de gases industriales (nitrógeno, helio e hidrógeno) inyectados a alta presión en periodos de tiempo que van desde 15 hasta 30 segundos.

Descargar ficha técnica

Una gran variedad de productos metálicos (tubos, alambres y cintas de acero, piezas automotrices, de distintos materiales tales como cobre y aleaciones, acero, aluminio, etc.)
requieren de un tratamiento térmico previo a su uso.
Existen diversas aplicaciones dentro de la industria metalúrgica, como es el caso de la implementación de atmósferas protectoras en hornos para tratamiento térmico de metales que dan como resultado incrementos en la producción y mejoras en la calidad del producto.
Los tratamientos térmicos más comunes son:

  • Recocido - suavizado y relevado de tensiones
  • Temple neutro - endurecimiento mediante una atmósfera neutra
  • Carburizado - endurecimiento por adición superficial de carbono

Con el fin de elegir la atmósfera correcta para tratamiento térmico, es necesario tener en consideración diversos puntos.

Descargar ficha técnica

Una gran variedad de piezas metálicas requieren del uso del nitrógeno líquido (N2) para lograr una mayor durabilidad, tal es el caso de piezas automotrices, herramental sometido a grandes esfuerzos, piezas de la industria aeronáutica, naviera, minera, del acero, etc.
El enfriamiento criogénico de metales es utilizando en dados de extrusión para barras y perfiles, ensamble criogénico de monoblocks para la industria automotriz, etc., logrando como resultado incrementos en la producción y mejoras en la calidad del producto.

Descargar ficha técnica